Primer paso

Molienda

Los materiales (sílice, caolín, feldespato, barro) se extraen de minas de la región, se ponen a secar y posteriormente se mezclan en un molino de martillos, el cual los pulveriza, transformándolos en un polvo fino.

Segundo paso

Preparación de pastas

Se mezcla la pasta en polvo con agua y posteriormente se coloca en tinas de yeso para que seque y se pueda tornear o se mantiene en estado líquido (barbotina) para el proceso de vaciado.

Tercer paso

Torneado

Se amasa la pasta con la técnica de caracol para eliminar burbujas de aire, posteriormente pasa al torno en el cual se elaboran piezas redondas, desde miniaturas hasta piezas grandes como floreros o tibores, las cuales se dejan secar hasta adquirir la dureza de cuero para posteriormente darles el acabado final en el retorneado, en donde se elimina el exceso de pasta y se rectifican bordes, se pegan asas, perillas, etc.

Cuarto paso

Vaciado

Se vacía la barbotina dentro del molde de yeso, donde comenzará a secarse y formar la pieza, una vez que adquiera el grosor adecuado (4 a 5 mm) se vacía la barbotina restante y se deja secar la pieza hasta alcanzar la dureza de cuero para poder abrir el molde y sacar la pieza formada.

Quinto paso

Rectificado

Una vez que las piezas están secas, pasan al rectificado, en el cual se eliminan bordes y rebabas para dar un mejor acabado a la pieza.

Sexto paso

Pulido y esmaltado

Una vez libre de bordes, la pieza se pule con agua y esponja para darle un acabado terso y eliminar polvo, después se aplica una capa de esmalte en el interior para hacerla impermeable y que pueda contener líquidos.

Séptimo paso

Marcado

El marcado consiste en pintar líneas de color con pincel a la pieza en boca, asas y perillas y posteriormente trazar una cuadricula con lápiz a la pieza para que esta sirva de guía al perfilado.

Octavo paso

Perfilado

El perfilado consiste en vestir a la pieza con el decorado, este se hace en color azul cobalto o café, y se utiliza una perilla, la cual funciona como un lapicero, soltando gradualmente el color. Cada pieza es única, pues es la perfiladora la que decide como decorar la pieza, teniendo como base solo una cuadricula.

Noveno paso

Relleno

Una vez que la pieza tiene el decorado, pasa al relleno, que consiste el llenar de color la pieza, las decoradoras combinan los diferentes colores, aplicando flores, puntitos y llenando los decorados.

Décimo paso

Horneado

Una vez terminado el decorado, la pieza pasa al horno, en el cual permanecerá por un periodo de 8 horas a una temperatura de 1280°C. Durante este tiempo, la pieza, que antes de hornearse es frágil, adquiere resistencia y los esmaltes se vitrifican, adquiriendo un brillo característico.